Diputado Berger solicita celeridad para Proyecto de Ley que beneficia a dirigentes vecinales

Apoyar la labor de los dirigentes vecinales es una prioridad para fortalecer la participación de base. Por ello, el diputado Bernardo Berger llamó a acelerar la discusión del proyecto de ley de su autoría que otorga reconocimiento y beneficios a dicha labor. La iniciativa ingresó a la mesa de la cámara baja a comienzos de junio en la forma de un proyecto de resolución, a través del cual se  instruye al Ejecutivo el envío de una modificación a la ley 19.418 sobre juntas de vecinos y demás organizaciones comunitarias, que otorgue beneficios a los dirigentes con más de 10 años de servicio en las organizaciones territoriales.

La propuesta ya fue avalada por una decena de colegas de todas las tendencias al interior de la cámara, y la autoría del proyecto es compartida entre los diputados de Renovación Nacional Bernardo Berger y Germán Becker.

El proyecto propone que respecto de aquellos dirigentes sociales vecinales que compongan una organización comunitaria de carácter territorial y que cumplan con más de 10 años de servicio comunitario, tendrán  derecho a ser reembolsados por los gastos realizados en el desempeño de sus actividades y a ser asegurados contra los riesgos de accidentes derivados directamente del ejercicio de la actividad voluntaria con las características y por los capitales asegurados que se establezcan según corresponda.

El parlamentario RN comentó que “pese al rol voluntario y relevante que cumplen los dirigentes en Chile, estos jamás han contado con retribución, protección social  o alguna garantía por parte del Estado que retribuya en algo el servicio que prestan en los barrios del país”.

En tal sentido, agregó, Berger que el Estado tiene una deuda con estas personas, y por tanto,  “debe crearse una contraprestación en función del legítimo ejercicio de este voluntariado, lo que debe entenderse además como una nueva herramienta para promover este tipo de actividades de servicio comunitario en el país”.

El proyecto ya obtuvo aprobación de la Cámara a la idea de legislar, por lo que ahora sólo falta que el Ejecutivo le dé urgencia para iniciar la discusión en el Congreso.