Diputado Berger se mostró preocupado por estado de proyectos estructurales de Valdivia

Poner “celo extremo” en Cabo Blanco- las Marías, la ampliación del Puente Pedro de Valdivia y la reposición de Avenida España, este último aún sin luces de avance, pidió el diputado Bernardo Berger al Ejecutivo,  y a no descuidar el avance de los proyectos de infraestructura de Valdivia, en especial ahora que entrará en operaciones el puente Cau-Cau.

“Ahora que al parecer el puente Cau-Cau por fin va bien encaminado, como valdivianos no podemos darnos el lujo de aflojar con las otras tres iniciativas que están de la mano de este proyecto y que resuelven los grandes problemas estructurales de la ciudad”, enfatizó Berger.

El parlamentario explicó es necesario abordar urgente la ampliación de “un totalmente colapsado Puente Pedro de Valdivia; del cuidado que debe tenerse para que Cabo-Blanco parta efectivamente en enero próximo; de y resolver el problema que presentará avenida España que recibirá todo el impacto vehicular del eje a partir de la puesta en marcha del Cau-Cau y la ejecución de Cabo Blanco”.

Es urgente darle celeridad al proyecto para avenida España, que es el más atrasado de este grupo de inversiones, y adelantó que en lo que dure la ejecución de Las Marías-Cabo Blanco, será esta calle la que soporte todo el impacto vial por al menos los próximos dos años, aseguró.

El diputado Berger sostuvo que cuando se diseñó el Convenio de Programación del año 2007 para dar vía expedita a estas obras, se hizo para evitar precisamente el colapso de la demás estructura vial de la ciudad mientras se ejecutaban estos proyectos; sin embargo, los sucesivos aplazamientos han llevado a una situación difícil que hoy hay que abordar, dijo.

 “Siempre fui de la idea que estos proyectos debían tener una secuencia lógica y coordinada, y así lo trabajamos con mis equipos municipales entre el año 2004 y 2006 para llegar a la forma del convenio de programación del 2007 que los consagra y asegura y que hoy hace exigible su cumplimiento al gobierno. Pero los retrasos e incumplimientos entre el 2007 y el 2009 trasladan sus efectos hasta hoy y nos ponen en un escenario complejo de ejecuciones, que ya no puede seguir evadiéndose”, enfatizó.