Diputado Berger: “Reforma previsional es la oportunidad de resolver precariedad de trabajadores a honorarios”

El parlamentario RN propone que dichas personas sean reconocidas como dependientes, que coticen y accedan a beneficios como tales.

Como “la oportunidad para abordar y resolver la precariedad previsional que arrastran los trabajadores bajo régimen a honorarios en sector público”, calificó el diputado de Renovación Nacional, Bernardo Berger, una eventual reforma al sistema de pensiones.

De acuerdo a las estimaciones de la Subsecretaría de Desarrollo Regional y de la Asociación Chilena de Municipalidades, existirían en el país más de 200 mil funcionarios en reparticiones públicas y edilicias emitiendo boletas, pero cumpliendo funciones homologables a planta. Eso ha traído, a juicio del Berger, “una enorme desigualdad de trato, un tremendo daño en materia de jubilaciones y la reforma previsional del 2008 sólo agravó la situación”.

A juicio del parlamentario RN se necesita “más urgencia y vigencia que nunca, en el marco de la necesidad de modificar la reforma previsional, regular la situación en la que están miles de trabajadores a honorarios del sector público. Aquí no hay que descubrir la pólvora cuando hablamos del daño previsional que han tenido más de 200 mil trabajadores en Chile, que cuyo empleador es el Estado. Lo que debe hacerse es terminar con estas figuras engañosas que sólo benefician el empleador y que ha perjudicado por décadas al funcionario público”.

Berger agregó que para lo anterior “no hay que inventar una nueva fórmula, sino que los honorarios sean reconocidos como trabajadores dependientes, y como tal cotizar, como lo hacen los demás y acceder a los beneficios de ello”.

En esa línea, el legislador afirmó que “cuando en la reforma previsional se plantea la situación en la que está el trabajador independiente, el primer paso lógico y simple es terminar con una figura que tiene condiciones de semi-esclavitud moderna a miles de personas y modificar la ley de planta para incorporar cuota y cotizar como Dios manda”.

Para Berger, la figura honoraria es una formula engañosa que surgió para resolver el problema del empleador (estado) por la inmovilidad de las plantas públicas, pero no pensando en las condiciones laborales del empleado.  “En chileno: es un engaño jurídico para una salida legal, pero sumamente desigual para quienes hoy trabajan como si fueran dependientes, pero sin ninguno de los reconocimientos ni beneficios”, aseguró.

Finalmente el congresista del partido de la estrella tricolor recordó que presentó un proyecto de resolución en diciembre de 2014, el que fue aprobado en abril de 2015 y que modifica los artículos 11 de la ley 18.834, así como también el artículo 4 de la ley 18.883, que otorga el derecho a descanso legal, con feriado anual de 15 días hábiles, con goce de sueldo, para quienes tengan más de un año de servicio, entre otras cosas.