Diputado Berger asegura que Contralor ratificó existencia de irregularidades en caso JUNAEB.

El Contralor General de la Republica Jorge Bermúdez, corroboró la existencia de irregularidades que envolverían las licitaciones en el caso JUNAEB. Los antecedentes son estudiados en la comisión investigadora de la Cámara de Diputados.

El diputado e integrante de la instancia, Bernardo Berger (RN), sostuvo que  la intervención del Contralor fue “esclarecedora, y ratificaría que al menos en el campo administrativo existirían debilidades graves que obligarían a estudiar el diseño institucional de la JUNAEB.

“El Contralor nos acompañó en la última sesión de la comisión el miércoles último, donde entregó un detallado informe que corrobora las denuncias y también sospechas en torno a este caso, donde no solamente se estarían configurando faltas administrativas sino también una serie de ilícitos, tal como ha quedado demostrado en el informe”, sostuvo.

Berger  agregó “que los tratos directos parecieran ser la norma más que la excepción en los últimos años en dicha repartición, lo que estaría asociado eventualmente a debilidades institucionales o, derechamente a una intención sistemática de defraudar, cosa que deberá concluir la investigación”.

“Si lo analizamos bajo la primera lupa –debilidad institucional- hay problemas tan de fondo como falta de de planificación y oportunidad en los llamados a licitación, que provoca que finalmente, por apuro y presión las licitaciones terminen en tratos directos, con precios desmesurados y con pocas o nulas garantías de calidad sobre lo ofertado”, dijo.

El informe del Contralor incluye ausencias de resoluciones sanitarias para manipular alimentos en colegios; falta de supervisión y/o seguimiento a los incumplimientos de las empresas; ausencia de equipamiento o mal estado de éste; inexistencia de certificación diaria de las raciones servidas; retraso en la formalización de las infracciones a las empresas proveedoras; falencias en la aprobación, publicación o cambio de la minuta de alimentación, entre otras.

“Todo ello se suma al tema de fondo de este caso, que es el pago de cifras exorbitantes por un servicio que claramente en condiciones normales no lo valían, pero que más encima en muchos casos ni si quiera guardaban relación con la prestación efectiva del servicio que se contrataba. Así mientras más escarbamos, parece haber más claridad que existiría intención de defraudar al Estado y de enriquecerse indebidamente aprovechando estas deficiencias”, aseguró.

La comisión que investiga las irregularidades en el caso JUNAEB se volverá a reunir la primera semana de abril, en Valparaíso.