El legislador de RN dijo que “los parlamentarios debemos ocuparnos de legislar sobre temas más importantes y urgentes”

 

El diputado de Renovación Nacional (RN), Andrés Celis Montt, miembro de la Comisión de Cultura, manifestó su absoluto desacuerdo con el proyecto de ley que propone cambiar el nombre al Aeropuerto Internacional Comodoro Arturo Merino Benítez por Pablo Neruda.

 

La iniciativa, que será discutida en la Sala de la Cámara de Diputados, ha generado debate tanto en redes sociales como en los medios de comunicación.

 

Al respecto, el parlamentario Celis Montt, que votó en contra de la moción, argumentó que “estoy en absoluto desacuerdo con este proyecto y hago un llamado a los parlamentarios a que nos ocupemos de legislar sobre temas más importantes y urgentes que el país pide, como la delincuencia, salud, educación, reforma de pensiones, entre otros”.

 

Además, el diputado recalcó que “primero, este proyecto debió ser presentado por el ejecutivo, porque significa gastos. Por lo anterior, solicitaré información a la Dirección de Presupuesto del Ministerio de Hacienda y a la Dirección General de Aeronáutica Civil, respecto de las implicancias que podría traer el cambio de nombre”. 

 

“En segundo lugar, el nombre actual tiene estrecha relación con la aviación, no es casual. Arturo Merino Benítez fue considerado un prócer de la aviación y fundó la Fuerza Aérea de Chile (Fach), siendo su primer comandante en jefe. Me parece populista establecer el nombre de un poeta que nada tiene que ver con aviones. Incluso, si tuviéramos que reconocer a personas que marcaron precedentes en nuestro país en términos artísticos por qué no a Gabriela Mistral, Nicanor Parra o Vicente Huidobro”, ejemplificó el diputado.

 

Finalmente, Andrés Celis Montt aseguró que “a la vista de los movimientos feministas actuales, me parece que no es un buen nombre para conmemorar, ya que existen fragmentos de su poesía que lo vincularían a la violencia de género. Específicamente, me refiero a “Confieso que he violado”, una poesía donde la lectura nos hace suponer una violación cometida por éste. Si bien es claro que ello puede caer en la ficción de la obra y que debe separarse vida y obra de un artista, lo anterior no me deja de hacer ruido”.