Diputada Sabat y proyecto que garantiza derechos de la niñez: “No cuenta con herramientas ni recursos para dar efectividad”

La parlamentaria RN e integrante de la comisión de Familia sostuvo que ha sido una costumbre del Gobierno, “ingresar proyectos para hacer un check” y que además el proyecto corre el peligro de ser un nuevo Transantiago.

 

Con cautela reaccionó este martes la diputada de Renovación Nacional e integrante de la Comisión de Familia, tras la aprobación del proyecto sobre Sistema de Garantías de los Derechos de la Niñez, despachado a segundo trámite en el Senado.

 

La ley tiene por objeto la protección y garantía integral, el ejercicio efectivo y el goce pleno de los derechos de los niños, en especial, de los derechos humanos que les son reconocidos en la Constitución Política de la República, en la Convención sobre los Derechos del Niño, en los demás tratados internacionales que hayan sido ratificados por Chile que se encuentren vigentes, y en las leyes.

 

Cabe destacar que el criterio de la Sala fue el de apoyar la propuesta de la Comisión de Familia, en materias como la no discriminación del niño o niña en su condición de maternidad o paternidad – el Ejecutivo planteaba cambiar esa frase por “padre o madre”- y por su desarrollo intrauterino – el Ejecutivo proponía eliminar esta frase-.

 

Respecto al derecho a salud, también fue aprobada la propuesta de Familia, incorporando la protección del desarrollo intrauterino.

 

Pese a lo anterior, la diputada de Renovación Nacional lamentó la postura del Ejecutivo de intentar ideologizar la iniciativa legal, asegurando que “el gobierno afortunadamente no contó con el apoyo de sus parlamentarios para aprobar sus indicaciones que buscaban eliminar cualquier tratamiento de la salud antes de nacer, como por ejemplo, a patologías de espina bífida, que científicamente se ha demostrado que tiene mejor pronóstico si se opera dentro del vientre materno”.

 

Asimismo, la parlamentario agregó que “el Gobierno ha mostrado su peor cara en este proyecto. Lo más duro de la retroexcavadora esta reflejado en este proyecto, que pretende eliminar la forma como entendemos nuestras relaciones familiares y peor aun, ingresar a nuestros hogares a decirnos como crear nuestros hijos”.

 

Finalmente, Sabat señaló que “ha sido una costumbre de este Gobierno, ingresar proyectos para hacer un check. Sin embargo en términos reales, este proyecto corre el peligro de ser un nuevo Transantiago, pues no cuenta con herramientas ni recursos para dar efectividad al ejercicio de los derechos que en el se aseguran”.