Diferencias entre la Comisión de Gobierno y el Ejecutivo marcan una nueva sesión por proyecto que reemplaza a la Onemi

“Es un nuevo Servicio Nacional, dependiente del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, que sustituye a la antigua Oficina Nacional de Emergencia”.

Este párrafo causó discrepancias en los miembros de la Comisión de Gobierno de la Cámara Alta, luego que en la sesión del lunes los parlamentarios que asistieron a la instancia legislativa –que preside el senador RN, Alberto Espina- no estuvieran de acuerdo en que el nuevo organismo que velará por la prevención de las emergencias en el país se encuentre directamente a cargo del Ministerio del Interior.

Así lo dio a conocer el Senador Espina, tras la instancia realizada en las dependencias del ex Congreso en Santiago, señalando que “este es un punto central en el proyecto porque el gobierno presentó una indicación por el cual quiere que se trate de un servicio público centralizado pero desconcentrado. Esto quiere decir que el Ministerio del Interior mantenga el control directo de este servicio y nosotros no somos partidarios de eso”.

A continuación, Espina argumentó que “somos partidarios que obviamente la emergencia, una vez que se produce la transferencia de recursos o el apoyo que pueda dar el Ministerio del Interior es fundamental, pero en cuanto a su gestión técnica debe ser un organismo descentralizado, que tome decisiones a través de autoridades técnicas elegidas por Alta Dirección Pública y que no tengan que estar dependiendo de la voluntad de una autoridad central para saber cuántos recursos tiene y cómo serán las labores de prevención”.

Si bien existe acuerdo para que la nueva institucionalidad denominada como Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencia sea un servicio público, con patrimonio propio, descentralizado, con personalidad jurídica y que tenga una coordinada organización entre los involucrados, también está la intención de que sea “un proyecto que aterrice mucho más a la ciudadanía en la reacción frente a la emergencia”, precisó.

“Esto es fundamental para corregir un error que siempre han tenido nuestras normas y la institucionalidad actual, que es que no se toma en cuenta la opinión y visión que tienen las comunas, las propias autoridades y los vecinos respecto de cómo enfrentar una catástrofe”, expresó.

Tras definir las diferencias frente a la indicación sustitutiva que presentó el Ejecutivo en diciembre del año pasado, la Comisión de Gobierno del Senado seguirá trabajando en junio (luego de la semana regional) el proyecto que reemplaza la Onemi por una nueva institucionalidad, a la que será invitado el ministro del Interior, Jorge Burgos.