Despenalización de la Marihuana: Hacernos cargos de una realidad que ya existe

Por Marcelo Gutiérrez – 1er Vicepresidente JRN

Hace algunos años esto no era tema, es más el sólo plantearlo como una problemática que debía legislarse nos resultaba irrisorio. Pero el mundo ha cambiado y en Chile el debate ya se instaló.

Si bien hay argumentos que van en la dirección de prohibirla totalmente, lo cierto es que el debate a nivel mundial va en la dirección contraria. Las razones las expongo a continuación.

Partiendo por la salud, se habla mucho de las propiedades terapéuticas de la marihuana, es más se ha comprobado científicamente que si genera un bienestar en la salud ya sea en la prevención de enfermedades, en su tratamiento o en la cura de dolores, desde una migraña a enfermedades mucho más graves e invasivas como el cáncer, la epilepsia,  el lupus, el alzheimer, y la fibromialgia. Investigadores de la universidad de Virginia descubrieron que los canabiloides (compuesto de la cannabis) podrían tener un papel en el control de las crisis epilépticas. El CBD un cannabinoide calmante que se encuentra en la marihuana puede tener una potente actividad contra la diabetes según un estudio en la revista autoinmunity.

Desde el punto recreativo o social, los argumentos para el consumo de marihuana son variados y van desde alcanzar un estado de introspección superior o mayor realización espiritual hasta por una necesidad impuesta por el ambiente en que se desenvuelve del consumidor. Si bien las razones para el consumo son variados, existe un factor común que conlleva riesgo y es la relación de dependencia entre el consumidor y el vendedor o entre él y la marihuana. Por lo que puede hasta llegar a delinquir para conseguirla y por supuesto que en condiciones de vulnerabilidad está expuesto a experimentar con otras sustancias como drogas duras al no conseguir cannabis. Si se despenalizara el auto cultivo, esto no sucedería.

Ahora bien la ley chilena permite el consumo de marihuana, lo que penaliza es su cultivo y su comercialización pero ¿cómo se supone que las personas la obtengan? ¿Está acaso el Estado coartando las libertades individuales  ¿qué ocurre con la libertad de conciencia? Otro derecho fundamental amparado por nuestra carta magna ¿Puede el Estado decidir por mí y decirme que consumir y que no?

Después de analizar todo esto me queda claro que la evolución legislativa más lógica sería la despenalización de la marihuana, hablo de evolución legislativa porque no es la sociedad la que cambio de un día para otro y todos comenzaron a consumir marihuana, simplemente es hacerse cargo de una realidad que ya existe.

Entonces ¿qué es lo que falta para legislar al respecto? Las leyes están hechas para regular la vida en sociedad y tutelar los derechos de las personas, ésta sociedad está pidiendo a gritos una regulación a la altura de la necesidad que se ha instalado en nuestro país y el Estado debe hacerse cargo de una vez por todas de tutelar el Derecho de ser libres a elegir.