Core RN Evelyn Mansilla califica de “imprensentable” despido de auditor clave en investigación contra diputado Urízar.

Luego que el Intendente de Valparaíso, Gabriel Aldoney, pusiera fin al contrato del encargado de la Unidad de Auditoría Interna del Gobierno Regional (Gore), Osvaldo Maldonado Segovia, la Consejera Regional de Renovación Nacional, Evelyn Mansilla, salió a manifestar su molestia por la decisión, la que calificó como “impresentable”.

Como señala El Mercurio de Valparaíso, “Maldonado Segovia jugó un rol clave en detectar las irregularidades cometidas por funcionarios, en lo que posteriormente se conoció como Fraude a la Intendencia 2, producto del cual fueron condenados altos colaboradores durante la administración de Raúl Celis, por montos que superaron los mil millones de pesos, entre ellos Sergio Núñez, exjefe de Administración y Finanzas, condenado a 8 años, y quien lo llevó a incorporarse al servicio público”.

Además, “una de las aristas de la investigación mantiene actualmente como imputado al diputado Christian Urízar, a quien la Fiscalía solicitará el desafuero. Maldonado fue unos de los testigos clave en el juicio que llevó el Ministerio Público y el CDE por graves faltas a la probidad”.

Por esto, la Core Mansilla declaró que “es impresentable que un destacado funcionario, que ha sido un pilar fundamental en la investigación  del fraude que se desarrollaba en la pasada administración de la Intendencia, hoy sea despedido por el propio intendente, sin argumento alguno”.

Mansilla agregó que “si están sacando de la unidad de auditoría a un profesional experto en el área y que ha dado señales de ser un funcionario público altamente calificado y que ha demostrado probidad ante todo, es porque esta administración algo tendrá que ocultar”.

La representante RN comparó el caso con el cambio que se hizo con el jefe de División de Planificación, Alexis Bustos, “quien fue removido de su cargo para asesorar directamente al intendente por un sueldo bastante alto. Su salida podría estar relacionada con los desvíos de recursos que se traspasaron a SERNATUR por el derrame de petróleo de Quintero – Puchuncaví”.

Finalmente, Mansilla apuntó que “desde mi punto de vista, algo se quiere ocultar. Todos estos cambios dan, a lo menos, para pensar que aquí algo raro hay”.