CORE Evelyn Mansilla: “Estamos perdiendo la batalla contra el fuego”

La consejera regional RN, Evelyn Mansilla, lanzó una dura crítica al gobierno por el mal manejo en los incendios forestales que han afectado al país, al respecto indicó: “no nos bastan declaraciones de buenas intenciones y palabras de buena crianza, nosotros necesitamos que el gobierno se meta la mano al bolsillo para detener los incendios forestales, porque estamos perdiendo la batalla contra el fuego”.

Las llamas que actualmente afectan a la comuna de Casablanca, ya ha consumido más de 120 hectáreas de bosque nativo y peligra llegar a la reserva del lago peñuelas, ante lo cual, Mansilla, manifestó: “desde la tragedia  que afectó a Valparaíso en abril pasado que vengo solicitando al gobierno compre aviones para combatir incendios que sean más sofisticados y con mayor capacidad para trasladar agua”.

El problema que plantea la Asistente Social, Presidenta de la Comisión de Desarrollo Regional, no solo radica en tener aviones con tecnología más avanzada, sino también, en entregar mejores condiciones laborales y de seguridad a los trabajadores de CONAF, ante lo cual sostuvo que “actualmente la CONAF solo cuenta con el financiamiento de un programa de manejo del fuego que parte desde septiembre hasta marzo, por ende, son trabajadores transitorios, muy mal remunerados, que trabajan solo por la temporada alta de incendios y que desempeñan su labor en condiciones muy precarias”.

La CONAF, que es la institución a cargo del manejo de incendios forestales en todo Chile, para la región de Valparaíso, cuenta con 26 brigadas, 350 trabajadores que perciben un sueldo que no supera los $320.000 y con un seguro contra accidentes de baja cobertura, no cuenta con los recursos económicos, materiales y humanos suficientes para hacer frente a la cantidad de siniestros que hay en la región, agregando que al ser trabajadores transitorios no todos cuentan con la experiencia para manejar incendios de gran magnitud, al respecto Mansilla dijo “los trabajadores de CONAF hoy se encuentran en la más completa indefensión, sus seguros contra accidentes son de baja cobertura, las jornadas laborales son de 12 días de trabajo seguidos, de 10 horas cada día y con 3 días de descanso. Para mejorar sus remuneraciones deben trabajar horas extras, no teniendo el descanso necesario y lo que es aún más peligroso, es que el equipamiento que utilizan para protegerse es de baja calidad y si éste sufre deterioro por las mismas condiciones de trabajo, no son repuestos por la CONAF, porque sus recursos son escasos”.

Para finalizar Evelyn Mansilla indicó: “quisiera proponer humildemente al gobierno que el programa de manejo de incendios de la CONAF, sea permanente en el tiempo, que nos permita  contar durante todo el año con brigadas contra incendios que no solo se encuentren disponibles para combatir las llamas, sino también, puedan hacer una labor de prevención en la población. Además de entregar mejores condiciones laborales y de seguridad a sus trabajadores” sentenció.