Consejero Percy Marín: “Estamos presentes frente al peor Fondo Concursable de la historia”

Tras la aprobación de sólo de 85 proyectos en Comisión, de un total de 96 presentados, el consejero regional Percy Marín, indicó que “lamentablemente como era esperable en todos los pronósticos estamos en presencia del peor concurso de cultura, deporte y seguridad de la historia, conforme al 6% del FNDR que administra el Consejo Regional”.

“Esto es –continuó-  porque en un principio ya lo decíamos, las modificaciones a las bases hizo prácticamente prohibitivo la posibilidad de que las instituciones de la región pudiera postular, dejando un espacio libre para que la municipalidad, las instituciones que tienen equipos técnicos para elaborar proyectos tuvieran una participación más importante. Pese a ello 21 municipios no pudieron continuar en carrera por tener rendiciones pendientes o problemas con ellas”.

Cambio en las bases

Percy Marín señaló que Independiente de ello,” y así lo han planteado la mayoría de los consejeros regionales, el próximo concurso que hagamos en los primeros meses del 2015, existe la voluntad de cambiar las bases hacerlas un poco más participativas, ya que en Comisión aprobamos sólo 85 proyectos, algo antes nunca visto en este tipo de concursos que se hicieron precisamente para que las instituciones que muchas veces no tienen la posibilidad de encontrar financiamiento a sus iniciativas o no tienen cabida dentro de las municipalidades, y así darles la posibilidad de que con su propia personalidad jurídica puede realizar proyectos de alcance comunal”.

Iniciación de actividades ante el SII

El Core RN agregó que “lamentamos también que dentro de los problemas más recurrentes que tuvieron los proyectos fue precisamente es que se le exigía que tuvieran la iniciación de actividades, al que es propio de la constitución de negocios, lo que personalmente encuentro que es tremendamente contradictorio con el espíritu del Gobierno, donde se ha dedicado a denostar demonizar el lucro, y hoy día le está pidiendo a las instituciones sin fines de lucro que tengan un certificado propio de un negocio”.