Chile Vamos exige al gobierno suspender el proceso constituyente hasta que no haya garantías de seriedad.

El presidente RN y vocero del bloque opositor, Cristián Monckeberg, -que calificó la instancia como “tongo constituyente”- recordó que fue el propio ministro Burgos quien pidió requisitos para un proceso libre, transparente, robusto, serio y sin sesgo político.

Con un tema como prioridad se reunió este lunes el comité ejecutivo de Chile Vamos: abordar la situación del denominado “proceso constituyente” con que el gobierno de Bachelet busca cambiar la Carta Fundamental de Chile.

Tras la cita -en la que también participó el senador de Renovación Nacional y presidente del grupo constitucional del bloque opositor, Alberto Espina- el conglomerado tomó una decisión frente al actuar del Ejecutivo en este tema.

“Hemos concluido en esta reunión que el gobierno suspenda este proceso constituyente mientras no haya garantías de seriedad y no se cumplan con los requisitos que el propio ministro Burgos señaló a la prensa y en forma pública hace unos días atrás, que este tiene que ser un proceso libre, transparente, robusto, serio y sin sesgo político. Mientras no se cumplan las condiciones que el propio ministro Burgos señaló como jefe de gabinete a la ciudadanía, nosotros le pedimos al gobierno que se suspenda este proceso constituyente”, aseguró el presidente RN, Cristián Monckeberg.

A juicio del vocero de la coalición “el gobierno está avanzando en un proceso constituyente que más que proceso constituyente parece un tongo constituyente, porque está absolutamente ideologizado y conducido de manera populista”.

Monckeberg agregó que “Chile Vamos tiene absolutamente claro que no va a estar disponible para un blanqueo de un proceso que está mal conducido, que se está llevando de manera ideologizada y politizada. Y hay varias razones que nos llevan a concluir esto”.

En esa línea, el timonel del partido de la estrella tricolor destacó que “lo primero es que el comité de observadores surge a la luz pública como un grupo de ciudadanos muy bien intencionados, pero sin facultades”.

“Segundo -continuó Monckeberg- hemos tenido noticias de parte del gobierno e instrucciones de la propia Presidenta de la República en que el Ejecutivo a través de sus ministros, de sus intendentes y de sus gobernadores, han señalado que tienen que involucrase fuertemente en este proceso constituyente estando el Ejecutivo involucrado, monitoreando y empujando el carro en esta materia”.

De igual forma, el parlamentario advirtió que “hemos escuchado como el PC está preparando ya un proyecto de ley y ha hecho varios planteamientos en la línea de que los cabildos y el resultado de los cabildos que todavía no se conocen pasen a ser vinculantes”.

Monckeberg también recordó que “el grupo constitucional de Chile Vamos ha hecho una propuesta formal, por escrito, con 19 puntos, que en forma seria y responsable le hicimos al consejo de observadores y solamente ha habido respuesta, después de varios meses, de 6 puntos”.

Así las cosas, el vocero de Chile Vamos señaló que “nosotros vamos a contribuir con una propuesta, eso lo hemos dicho permanentemente y la vamos a tener prontamente sobre la mesa y echamos de menos que el gobierno, hasta el minuto, no haya sido capaz de decir una palabra y más bien la Nueva Mayoría y el gobierno no hayan sido capaces de decir una palabra respecto de propuestas de fondo”.

“Vamos a aportar en lo que realmente importa: cómo podemos construir una mejora constitucional y propuestas constitucionales de fondo, importantes sobre la materia, porque de eso no nos vamos a restar”, remató Monckeberg.

Por su parte, Espina afirmó que “hemos llegado a la convicción que, en las circunstancias actuales, lamentablemente este proceso está teniendo vicios que establecen graves dudas sobre si realmente va a cumplir el objetivo, que es consultar en forma imparcial y neutral la opinión a todos los chilenos sobre a una nueva Constitución”.

El senador RN indicó que por lo anterior “hemos solicitado a nuestros partidos que acordemos la suspensión del Proceso Constituyente en su conjunto, mientras el gobierno no establezca condiciones de objetividad e imparcialidad que permitan a todos los chilenos participar en algo tan importante como son ideas para una Nueva Constitución”.