Tanto el presidente de Renovación Nacional (RN), como la jefatura de bancada y los integrantes de la Comisión de Educación, desestimaron la presentación del libelo por parte del Partido Socialista en contra de la ministra de Educación, Marcela Cubillos, y pidieron un gesto a quienes hayan apoyado iniciativas del Ejecutivo para evitar su aprobación en la Sala.

En ese sentido, el presidente de RN, diputado Mario Desbordes, advirtió que “es una acusación sin sustento, donde sólo se busca el objetivo político, para dañar al Gobierno. Obviamente vamos a tener que analizar lo que pasará con calculadora.  Esta no es una acusación pensada en el mérito o sustento que tiene el libelo, sino que están aunando esfuerzos para sacar de la arena política gente que lo está haciendo bien”.

Además, el timonel de la colectividad de Antonio Varas reiteró su cuestionamiento al obstruccionismo que ha mantenido el PS en el parlamento, que no ha aceptado invitaciones del Ejecutivo para dialogar y que esta nueva acción responde a la molestia que causa la figura de Cubillos en esta cartera, “porque es una mujer que enfrentó con coraje a los violentistas (…) y ha hecho observaciones al sistema de admisión, al pésimo sistema que dejó el gobierno de la Nueva Mayoría”.

Por su parte, el jefe de bancada de RN, Jorge Rathgeb, resaltó “la falta de prolijidad del significado de esta acusación. Hace cuatro meses que se viene anunciando y, sin embargo, no se han hecho los actos preparatorios; no se ha llamado a la ministra a la comisión de Educación, no se ha llamado a una sesión especial y no se ha interpelado, ni se ha constituido una comisión investigadora especial respecto a los actos”.

Asimismo, el legislador aseguró que se trata de una acción “irresponsable” y que no debe utilizarse sin antes usar otras herramientas legislativas. “La acusación constitucional debe ser el último recurso al que se debe recurrir para destituir a un Ministro de Estado o a cualquier otro órgano. Por lo tanto, esta acusación no tiene ningún mérito”, dijo Rathgeb.

Finalmente, Desbordes hizo un llamado a la oposición independientes o militantes de partidos políticos que estén dispuestos a trabajar apoyando proyectos del Gobierno a que esta vez lo hagan, “hagan el gesto”, para revertir esta acusación en la Sala.

Diputados de Comisión de Educación

Por su parte, los diputados RN de la comisión de Educación Diego Schalper, Luis Pardo y Hugo Rey, también criticaron la acusación constitucional del PS y anunciaron que emitirán un informe en el que descartarán cada uno de los cinco puntos del escrito.

Así, el legislador Diego Schalper lamentó que el PS “haya perdido una buena oportunidad para recapacitar” y defendió a la ministra Cubillos señalando que se trata de “una ministra que lo único que ha hecho es tratar de impulsar incluso aquellas leyes heredadas por ellos, que son de muy mala calidad”.

Mientras, su par Luis Pardo aseguró que el escrito “no tiene fundamentos” y que “cada vez que han presentado fundamentos, ya sea por dictámenes de la Contraloría o resoluciones del Consejo para la Transparencia y otros, se les han caído sucesivamente”. Por último, el parlamentario Hugo Rey afirmó que este tipo de decisiones “daña la institucionalidad y queremos una oposición constructiva, no una que destruya, que ayude a mejorar la educación y no a complicarla. La ministra Cubillos se ha puesto del lado de los apoderados y eso le molesta a esta izquierda más ideologizada, que en definitiva quiere imponer su visión en el país”.