A cinco años del 27F, RN lamenta “frenazo” en reconstrucción de viviendas y llama al gobierno a acelerar el proceso.

En el quinto aniversario de conmemoración del terremoto y tsunami del 27 de febrero de 2010, los presidentes regionales de Renovación Nacional, Frank Sauerbaum (Biobío) y Gonzalo Montero (Maule), solidarizaron con las familias de las víctimas y criticaron el “frenazo” en el proceso que ha encabezado el gobierno de la Presidenta Bachelet en la construcción y entrega de viviendas para los damnificados.

En ese sentido, Frank Sauerbaum señaló que “lo que se espera es un compromiso de agilizar los procesos que hoy día están en curso. Aquí hay viviendas que estaban por entregarse que no han tenido la agilización pertinente respecto del gobierno y de las municipalidades que están involucradas”.

Para el ex diputado “es claro que aquí existe un frenazo. No ha habido una prioridad en terminar con la reconstrucción y la entrega de viviendas, se ha retrasado para alejar la entrega lo más posible del gobierno anterior, con una clara intencionalidad política, pero aquí se ha olvidado el sufrimiento de las personas que todavía siguen esperando”.

“No estamos hablando de cifras, estamos hablando de familias que no tienen donde establecerse ni donde hacer su vida y es tremendamente doloroso ver que hoy la realidad los golpea porque hay un gobierno burocrático y sobre ideologizado”, acusó el presidente regional RN.

Por su parte, el timonel regional del Maule, Gonzalo Montero acusó una falta de coordinación por parte del gobierno y una lenta velocidad en el trabajo de entrega realizado.

“Se quieren entregar aproximadamente 700 viviendas al año, cifra muy por debajo de lo que se ha venido haciendo en los años anteriores y eso implica que no ha habido una influencia política por parte del gobierno central para poder terminar con la reconstrucción”, sostuvo Montero.

De paso hizo un llamado a la Presidenta Bachelet a poner realmente el foco en los damnificados del 27-F. “Estas personas están esperando por ayuda desde el año 2010 y sin voluntad política del gobierno central estos damnificados seguirán lloviéndose durante el invierno y seguirán si poder acceder a su vivienda definitiva”, finalizó.